11.6.10

Mi bestiario de lesbianas emprendedoras: Cristina Cañas, de Insolit


Cristina Cañas, de Insolit:
“La palabra de moda ahora es explosión. Es el boom de las mujeres”

Sales de trabajar a media tarde y buscas algo que puede parecer insólito: un bar moderno, tranquilo y cómodo, tal vez el de un hotel, en el que tomarte una copa lejos del neón del despacho o de la vista demasiado cotidiana de tu sala de estar. Quieres relajarte después de haber encerrado tu agenda en el cajón y de desconectar tu móvil. Sólo esperas un hilo musical sin demasiadas estridencias, un sofá acogedor y un camarero amable que no frunza el ceño cuando le pides una sugerencia. Después, la llegada de otras mujeres que buscan ese ambiente ‘afterwork’ supondrá un plus a tus expectativas. Y quién sabe cómo y dónde puedes acabar.

No es fácil a veces ser lesbiana y moderna a la vez. Porque no hay espacios en los que ejercer esta contemporaneidad lésbica. Porque parece que el horario neoyorquino por excelencia de tarde noche está vetado a las lesbianas. Y también la posibilidad de ser un poco sofisticadas o, si preferís, cosmopolitas.

Cristina Cañas y su equipo de colaboradoras han creado Insolit, una agencia de eventos, que organiza desde bodas hasta escapadas románticas, asesora a empresas en busca del mercado LGBT y nos propone el Woman Life Style, un estilo de vida cómodo, accesible, inteligente y contemporáneo.

-¿Hay un estilo ideal?

-A todas nos gustó la serie ‘L Word’. Es un poco recrear ese ideal. Durante mucho tiempo nos han propuesto cosas un poco por debajo de lo que nosotras querríamos como mujeres y como lesbianas. Es hora de dejar atrás la baja autoestima y conseguir que la mujer se sienta a gusto como mujer y como lesbiana; que vaya a un hotel de cuatro o cinco estrellas y diga soy lesbiana y voy a tomarme una copa, además, a un precio asequible. Reivindicamos sentirnos orgullosas. Sin escondernos, sin ser un gueto.

-Parece pretencioso…, puede pensar alguien.

-Queremos buscar un tipo de público que existe entre las mujeres, un público más maduro, mujeres que ya han hecho muchas cosas y buscan algo más. Es el más exigente. Se trata no sólo de salir y estar de fiesta, sino de innovar. Buscamos innovación. Siempre hay quien puede pensar que la propuesta es demasiado consumista. Sí, puede ser, pero hay lesbianas a las que les apetece. Y nosotras queremos hacerlo así.

-Pero, ¿qué es Insolit?

-Insolit es sobre todo una agencia de eventos destinada al mundo gay y lesbiano y sobre todo a las mujeres. Está dividido en cuatro actividades: una, la de organización de bodas que sean un poco diferentes. Buscamos sitios peculiares e insólitos, tal y como dice el nombre de nuestra agencia. Luego, está la parte dedicada a particulares, que incluye desde la preparación de fiestas privadas hasta viajes románticos. Está también el ámbito de empresa, ya que hay empresas que quieren destinar sus productos a este sector y no saben cómo entrar… Sobre todo les proponemos eventos de marketing o que acentúen su presencia en redes sociales para que su marca tenga visibilidad entre el público con el que estamos trabajando. Por último está el Woman Life Style, que consiste en organizar todo tipo de actos y eventos para mujeres.

-Ahí están los famosos ‘afterwork’...

-Sí. Y también algo que hicimos el año pasado, el Sunday’s Garden en el hotel Juan Carlos I. En BCN los ‘afterwork’ están de moda. Es un tema empresarial, pero se ha llevado a otros ámbitos un poco al estilo de Nueva York.

-¿Funcionan?

-Hemos cumplido las expectativas. No buscamos la masificación. Se trata de facilitar un espacio en el que puedas hablar y comunicarte. No es estar de fiesta, porque es un horario intermedio, de tarde noche. Es muy europeo y tienes la posibilidad de picar algo. Piensa que las mujeres somos de comer algo ligero por la noche. Luego hablas, quedas con tus amigas y hasta puedes hacer negocios. Esa es la idea, un poco cosmopolita. Somos una ciudad pionera en muchas cosas, sobre todo en temas y actividades para lesbianas. El modelo del ‘afterwork’ o del Woman Life Style de Insolit quiere ser un estilo de vida para la mujer lesbiana.

-¿Por qué nace Insolit?

-Insolit nació por la búsqueda de todas estas mujeres que se planteaban la posibilidad de tomar algo en un lugar un poco especial o ir a pasar un fin de semana aquí o allí... En Insolit buscamos la manera de hacerlo.

-Imagino que el nombre es por…

-Porque buscamos experiencias nuevas e insólitas. El nombre lo dice todo.

-¿Existe una manera especial de funcionar de las lesbianas?

-Sí, pero en este target hay muchísimo subtarget. Hoy en día el abanico de lesbianas es muy amplio. Las hay que buscan sencillez, otras la fiesta pura y dura, otras la sofisticación. Estamos viviendo un momento de explosión y tiene que haber cosas para todas.

-Deduzco que antes había sólo un target…

-Uno o dos, e intentabas acomodarte a lo que había. Las mujeres nos cerramos mucho y nos cuesta más salir. Así como los chicos enseguida lo abren todo y salen, a nosotras nos cuesta más. Pero una vez salimos somos más exigentes que los hombres y, por ejemplo, buscamos el defecto de todo. Y eso es una cosa que tenemos todas en general. Exigimos mucho y a veces no nos damos cuenta de que la exigencia tiene un precio.

-Es contradictorio: público exigente y que quiere pagar poco...

-Hay que pensar que la calidad cuesta. Esa es nuestra filosofía y preferimos tener menos chicas y que estén cómodas y a gusto, que no tener el doble y que al final acabe siendo lo mismo de siempre. Poco a poco la mentalidad va cambiando y las jóvenes ya empiezan a estar habituadas a esto.

-¿También hay una nueva estética?

-Antes la estética tenía que ser más visible porque al estar todo tan cerrado tenías que exteriorizarlo. Ahora es diferente, todo vale. Hay mucha variedad. Las hay muy modernas, muy femeninas y también muy masculinas. Hay de todo y eso es lo bueno. Nos estamos enriqueciendo mucho. Es como una explosión.

-¿Todavía hay invisibilidad?

-Cada vez menos. Ahora la palabra que está de moda para mí es explosión, es el momento de la mujer, el momento del 'boom' de las chicas. Y sí que hay partes en las que hay mucha invisibilidad, pero nos estamos atreviendo y dejándonos llevar por la corriente que está fluyendo. Que es muy fuerte. Empieza a ser normal ver por la calle a dos chicas besándose. A lo mejor en un pueblecito pequeño es muy complicado todavía, pero en las ciudades es bastante visible.

-¿Por que hay pocos negocios de lesbianas?

-Sobre todo porque no es rentable. Porque todavía hay que cambiar mucho la mentalidad. Hasta hace poco, los referentes que teníamos eran negativos pero la gente joven tienen referentes muy buenos. Y se sienten orgullosas de ser lesbianas. En pocos años esto cambiará mucho.

-Resúmeme la filosofía de Insolit

-Recrear el estilo de vida de la mujer lesbiana exigente y conseguir sentirnos orgullosas de ser lesbianas y mujeres. Siempre hacemos cosas diferentes. Se nos ocurre una idea, la trabajamos, la realizamos y vamos a por otra. Queremos diversidad porque la mujer es muy diversa.

web: www.insolitworld.com/


Otras mujeres del bestiario

María Giralt, de Bollo & Butter

Ana Satchi, de InOut Radio

Judith Ramos, de Lolitas y Nextown

Carmen y Lorena, de Alesway